0

Este Martes 17 de Marzo como cada martes en la hora de escuchar, dialogamos con el Dr. Alejandro Marchesan.
En nuestro programa «Qué Mañana», nos explicó sobre la importancia de «Menos WhatsApp, más alabanza».

Esta frase surge a través de un video que su hijo Cristian le envía. Tomando la primera parte de «Menos WhatsApp», le llevó a la reflexión de tener cuidado con la cantidad de información que se consume.Teniendo como ejemplo el alto contagio que posee el coronavirus, ¿Qué tan contagiosos somos nosotros al compartir información?

En cuanto a «Más alabanza», no es solamente referido a la música, sino en referencia a la esencia de la palabra que es «Hacer más grande a Dios que las circunstancias».

La invitación, entonces, es empezar a ser menos consumidores y transmisores de información, siendo más de aquellos que pongamos los ojos en Dios pese a la situación.

En cuanto al impacto de la sobre información con especulación e intereses creados, nos podemos encontrar con la posverdad. Aquella mentira hecha verdad que la gente empieza a creer como si fuera un hecho generando distintos tipos de reacciones.

Este impacto de la sobre información tiene un primer impacto en lo que es el cuerpo humano y su sistema inmunológico. El cuerpo humano trabaja con energía, energía que proviene del Espíritu. Nuestro cuerpo trabaja con energías altas que al mezclarse con energías bajas, el sistema inmunológico se debilita y, entonces, cualquier virus penetra de manera más fácil. ¿Cuáles son las energías bajas? El miedo, desconfianza, desosobra e insertiumbre. Por ello, tenemos que generar energías altas. ¿Cuáles son estas energías altas? Tienen que ver con el amor,la sensibilidad y la empatía.

Entonces, ¿Cómo hago para mantener un sistema inmunológico capaz en su fortaleza de estar cerrado y repeler el virus? Primero, chequear la información que estamos consumiendo. Segundo, nuestro sistema necesita eliminar toxina, lo cual se hace a través de la transpiración por lo que se tiene que mantener en momento. Tercero, tener una buena y liviana alimentación. Cuarto, consumir un poco más de vitamina C. Por último, la parte más importante, un corazón en paz y confiado, esto se conecta con la alabanza. La actitud de alabanza en nuestro corazón de saber de que Dios es más grande que cualquier problema. Pero, aquí debemos tomar una decisión: Le contamos a Dios lo grande que son los problemas y virus que hay o le cuento a los virus y, en especial, al coronavirus lo grande que es mi Dios.

En cuanto a todo esto, seamos conscientes y reflexionemos. Para uno poder aislarse y estar bien, hay otros seres humanos que deben trabajar y arriesgar su salud por nosotros, como el cajero del supermercado. En estos casos, tengamos empatía, seamos respetuosos y cuidadosos. Sabiendo ahora el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, sé agradecido. Un «gracias» a esas personas que se esfuerzan por nosotros es un potenciador de la energía alta que esa persona necesita para mantener su sistema inmunológico fuerte.

Seamos sensibles con nuestro prójimo, agradezcamos y enseñemos a otros sobre la importancia e impacto de un «Gracias».

 

 


Like it? Share with your friends!

0

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: