0

Jorge «Pipi» Amondaray, nos contó lo sucedido a partir de que le hayan dado un plazo para retirarse del Balneario Sur, debido a su clausura.

La concesión actual no cumple con los actos administrativos, por eso se tomo la decisión de rescindirles el contrato.

“Como yo ya tengo todo medio definido para irme de acá no me hice problema, no quiero entorpecer esto que están armando. Les pedí que regresen hoy, jueves 5, a las 11 de la mañana para que puedan verificar las cosas que me llevo y después me voy”. Nos dijo Pipi.

“Desde hoy el municipio toma posesión de la parte mía.”, aclara Pipi, quién no sabe con seguridad el tiempo que le darán al dueño para que saque las cosas que tiene en el predio.

“Hace 2 meses que dejé de pertenecer a lo que es la relación laboral, hicimos un arreglo entre abogados y él está cumpliendo con lo pactado”, nos comenta Pipi.

También, reclama que hay plantas que ya se habían caído hace 2 años y aún continúan en el predio y que cuando se rompía alguna máquina, como por ejemplo una bordadora, había que salir a pedir prestada.

“Ojalá que los que estén de ahora en más a cargo pongan una cláusula o resolución para que la pileta sea refaccionada, ya que no está adaptada a personas con discapacidad u obesas por la escalera marinera que posee; dejándolas sin la posibilidad de bañarse.»

«También hay que apostar a la familia, no solamente a la pareja. Hay que ofrecer entretenimiento para los chicos, nosotros contábamos con hamacas y sube y bajas que no funcionaban.”, concluyó.


Like it? Share with your friends!

0

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: