0

Dos ex musulmanas hicieron historia al distribuir más de 20.000 Biblias de forma clandestina mientras las perseguían por causa de su fe.

Maryam y Marziyeh llegaron a Irán como misioneras, las autoridades les prohibió compartir su fe, lo que las llevó a la clandestinidad.

En tres años, 20.000 Biblias se distribuyeron en secreto y plantaron iglesias en casas y al poco tiempo fueron descubiertas por las autoridades.

En secreto lograron una hazaña.

Desde la cárcel de Evin en Teherán, la cual es famosa por sus ejecuciones y torturas, fueron víctimas de crueles interrogatorios, pero aún así no dejaron predicar y convirtieron una de las alas de la cárcel en una iglesia donde personas como soldados, prostitutas y hasta presos políticos se convirtieron a Cristo.

Sus experiencias en la cárcel fueron duras y traumáticas, pues cuentan que vivían con el miedo de no saber si el día de mañana estarían vivas.

Encarceladas por 8 meses y expuestas a pagar por cargos como apostasía, blasfemia y actividad antigubernamental, las liberaron en 2009 y se unieron otra vez para iniciar un ministerio misionero en varias ciudades de Irán.


Like it? Share with your friends!

0

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: