0

Dialogamos en esta mañana del Martes 31 de Marzo con el dueño de la carnicería «La Argentina», Gino Virgillito, sobre los aumentos de la carne.

«Primeramente, hay que comprender que, cuando el combustible aumenta, aumenta todo y no hay diferencia entre el envío de carne al de una Coca Cola», indicó. Por otro lado nos explicaba un poco lo que es un «bajo peso» y como afecta ésto al aumento de la carne, junto con lo que conlleva la alimentación del animal.  «El «bajo peso», como lo catalogan los frigoríficos, es aquel animal que no supera los 85 kilos. Cuando bajan un bajo peso, se le cobra una multa a esa persona que lo llevó, que terminan pagando las carnicerías con un aumento de carne. Ahora, esto lleva a la crianza y alimentación del animal. Un animal come para vivir de buena forma entre seis y siete kilos de alimento por día, sumándole otros kilos para el engorde conforma, entonces, un total de 12 kilos de comida diarios. Ahí es cuando la persona se da cuenta de que hay que meterle plata».

Por otro lado, Gino nos explicaba cómo afecta la pandemia en el aumento de la carne. «Debido  a que los cueros no se pueden exportar porque los puertos y aeropuertos están cerrados, hay pérdida al momento de matar un animal. También hay una diferencia entre lo que es un animal de campo, que puede aprovecharse el cuero, a un frigorífico que tiene gran desperdicio». Otro punto, es que antes el Matarife le pagaba a los frigoríficos por sus cueros y residuos, ahora es al revés debido a la situación. Esto también influye en el precio de la carne. Por último, está el hecho de prioridades que uno pone entre los alimentos y los vicios.

 


Like it? Share with your friends!

0

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: