0

Un grupo cristiano ha expresado su alarma por los llamamientos a incluir la «oración suave y no coercitiva» en la prohibición de la terapia de conversión propuesta por el gobierno en Reino Unido.

Esta semana, el obispo de Manchester, David Walker, declaró al diario The Guardian que las personas que infrinjan la prohibición deberían ser procesadas, pero añadió que no se refería a «una oración suave y no coercitiva, sino a un nivel de desequilibrio de poder y de fuerza».

Por su parte, Jayne Ozanne, activista anglicana del colectivo LGBT declaró al periódico que incluso esta forma de oración debería estar contemplada en la prohibición.

«Estoy muy agradecida al obispo David por su claro apoyo a la prohibición, aunque refuto enérgicamente que se deba permitir la ‘oración suave y no coercitiva’», dijo.

«Toda oración que busque cambiar o suprimir la sexualidad innata o la identidad de género de alguien es profundamente perjudicial y causa un daño inconmensurable, ya que procede de un lugar -por muy bienintencionado que sea- que dice que quien eres es inaceptable y está mal», señaló.

«Lo que tienes aquí es una conversación entre dos personas que forman parte de la misma campaña para prohibir la terapia de conversión. Están muy de acuerdo en que la ley debería criminalizar la oración y que las personas deberían ser procesadas por rezar el tipo incorrecto de oración»., Dijo Simon Calvert del Christian Institute a Premier.

«La única diferencia de opinión entre ellos es que el obispo piensa que la oración gentil no coercitiva no debería incluirse en esa prohibición. Mientras que Jayne Ozanne dice: ‘Oh, no, debería’. Y eso demuestra realmente lo extremo ahora a lo que han acudido los activistas en este tema”, argumentó Calvert.

El Instituto Cristiano dijo estar «alarmado» por la sugerencia ha escrito una carta al Primer Ministro, Boris Johnson, y a la Ministra de Igualdad, Liz Truss, argumentando que escuchar estas demandas específicas «violaría los derechos humanos de los creyentes».

«Aunque el Instituto no se opone a una prohibición que proteja a las personas de prácticas pseudomédicas perjudiciales, la idea de que la «oración suave y no coercitiva» se incluya en una lista de acciones ilegales es alarmante. En cualquier caso, violaría los derechos humanos de los creyentes”, dice la carta.

«Esta opinión se ve confirmada por un dictamen jurídico de Jason Coppel QC, uno de los principales abogados de derechos humanos del Reino Unido, que dice que una prohibición de la terapia de conversión que incluya la oración ordinaria ‘probablemente violaría los derechos de la Convención’».

«Los que presionan para que la prohibición incluya la oración ordinaria parecen atribuir los peores motivos posibles a los que tenemos creencias teológicas diferentes a las suyas. No están dispuestos a escuchar a los grupos cristianos mayoritarios ni a sus preocupaciones. Ahora han dado un paso más al afirmar que la legislación debe abarcar no sólo las prácticas que ellos consideran coercitivas, sino todas las formas de oración, por leves que sean», continuó.


Like it? Share with your friends!

0

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: