0

Jesús Silva es uno de los dos futbolistas de Baradero que consiguió ascender al Federal B con Sportivo y con Atlético. Junto a Pomelo Centurión, el otro jugador que logró lo mismo, está en la historia de nuestro fútbol. Estuvo trabajando recientemente en el cuerpo técnico de Fundición y ahora se recupera de una operación de ligamentos cruzados.

En comunicación con Que Mañana nos contó su historia futbolística.

«Empiezo a los 6 años en el fútbol infantil de Atlético. Ahí estuve hasta los 16. Luego me probé en Banfield, me llevó Tito Sassone… y después me voy a Arsenal gracias a una gestión de Marcos (Barlatay). Volví a Atlético y ganamos la Copa del 2007. Luego estuve en Real Arroyo Seco, un club que manejaba el Pato Pastoriza, y jugué el Federal A. Me voy a 9 de Julio de Rafaela. Ahí me rompí los ligamentos cruzados y eso me cortó la carrera. Fui a CADU de Zárate y también me lastimé… me perseguían las lesiones».

Más tarde ganó el Torneo del 2013 con Atlético. Y otra vez aparece en su historia Marcos Barlatay y le ofrece cambiar de vereda. Así Jesús llega a Sportivo y consigue el histórico ascenso en 2014. «Fue la primer victoria grande para el fútbol de Baradero. Me encontré con un equipo de hombres. Estaba Bahillo, los Romero, Spiry, Pity Giles, Sandoval… estaba Marcos en el Banco. No podíamos fallar».

En 2017 integró el plantel del Negro que logra el ascenso. «Teníamos la posibilidad de hacer algo importante y llevar al club a otra categoría. Era un plantel con muchas ganas, con sentido de pertenencia, pero sin experiencia. Me sentí muy contento porque le pude dar al club lo que yo anhelaba, fue grandioso eso también».

A la hora de elegir un momento feliz dentro de su trayectoria, Jesús no duda. «El ascenso con Atlético… creo que hasta lo disfrutaría diferente. Uno a veces no se da cuenta lo que está viviendo. Creo que la alegría sería aún mayor».


Like it? Share with your friends!

0

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: