-1
1 share, -1 points

En el espacio deportivo de Que Mañana conversamos con Jorge Tapia, joven futbolista que juega en Estudiantes de La Plata. Su familia es de Baradero pero hace años que vive en la vecina ciudad de Lima.

Jorgito se inició en el fútbol infantil de Lima FC, tuvo un paso de 2 años por Atlético Baradero y en 2014 se incorporó a la 9ª división de Estudiantes. “En Lima era delantero goleador, después me fueron ubicando en el medio, hasta que terminé jugando de defensor central y hoy -por la altura- juego de lateral por derecha. Cuando llegué a Estudiantes viví en la pensión del club, pero ahora estoy en un departamento de La Plata”.

Cómo la gran mayoría de pibes que aman el fútbol, el sueño de Tapia es llegar a Primera. “Desde muy chico, en el colegio, me preguntaban que iba a hacer y yo decía jugador de fútbol. Muchos se reían porque era muy chiquito. A mi papá (Jorge, futbolista de Atlético) también le gusta mucho el fútbol y siempre me acompañó. Cuando quedé en Estudiantes el sueño creció. Cada año es un desafío nuevo, empieza todo de cero y me veo bien. Todos los años son distintos, pero desde chico arranqué por este sueño y voy a seguir hasta conseguirlo”.

Tapia integra la 4ª División del Pincha y muy seguido trabajan con el plantel profesional. Y convive con los profesionales, con las estrellas del plantel. “Nosotros en juveniles vamos a hacer futbol contra la primera o trabajos tácticos. Y siempre estoy atento a todo. Ahora esta Mascherano y siempre lo admiré. La primera vez que fui a hacer futbol estuve atento a mirarlo, a ver que hacía. Está todo el tiempo ordenando, hablando, es muy difícil que erre un pase. Hay muchos jugadores experimentados pero últimamente fue a él a quien estuve siguiendo”.

A pesar de estar enfocado en su carrera futbolística, no descuidó los estudios y terminó el secundario en una escuela que se inauguró recientemente y es exclusiva para los jugadores del club. A pesar de estar dando los primeros pasos, como suele suceder, tuvo que dejar cosas de lado por perseguir su sueño. “Yo me fui con 14 años de mi casa y perdí muchos momentos con mi familia, con mis amigos…. Hubo fiestas que al otro día jugaba o entrenaba entonces no iba. Son cosas que tenes que dejar de lado porque sos jugador”.

A la hora de elegir algunos momentos en su corta carrera, nos cuenta que “el año pasado llegamos a la final en 5ª, perdimos con Belgrano de Córdoba por penales, pero estuvimos cerca. Y quiero recordar todo lo que viví en la pensión del club. Mis compañeros son como mis hermanos, viví muchas cosas lindas”.

Finalmente, cuándo le pedimos que se defina futbolísticamente, nos dijo: “me gusta ir al ataque, voy bien arriba de cabeza y me gusta marcar. Llegar depende de mí, de estar preparado cuando llegue la oportunidad. Aunque también está la cuota de suerte”.


Like it? Share with your friends!

-1
1 share, -1 points

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: