0

Salmo 127:1

«Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia»
Dios restaura la ciudad
La debemos cuidar, y evitar inconvenientes
Dios pide fidelidad, debemos ser fieles a Dios y orar.
Para Que? Para que el enojo de Dios no se ponga en la ciudad
La relación de los habitantes con Dios, debe ser buena.

La paz de la ciudad depende de tu actitud, cariño, y también del emprendimiento que quieras hacer para tu ciudad.

Jeremías 29:7

«Trabajen en favor de la ciudad a donde los desterré, y pídanme a mí por ella, porque del bienestar de ella depende el bienestar de ustedes.»

El crecimiento de la ciudad vendrá cuándo cada uno aportamos nuestro grano.
Debemos tener amor, aprecio, y todo.
Para, está hermosa ciudad que va a cumplir 405 años. Y el orden nos bendice y trae paz.
Ea importante que aportamos nuestro granito, para la ciudad.

¿QUERES ESCUCHAR LA NOTA COMPLETA?

 


Like it? Share with your friends!

0

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: